Gobierno débil, oposición débil.

 

 

Dato objetivo. La debilidad es la nota que caracteriza la situación parlamentaria española. Lo hemos visualizado con la frustrada y frustrante moción de censura, presentada por Unidos-Podemos. Desgraciadamente los números parlamentarios no daban para un éxito político. Estaba cantada, por tanto. Pero se ha proyectado como la anti-moción de censura para cualquier observador interesado por la actualidad política. Excepto, claro está – y es fácil adivinarlo- que lo único que se pretendiera fuera el puro egocentrismo político. Todos sabemos, y la ciudadania lo tiene muy presente, la caterva de reproches imputables al partido del gobierno en el lodazal de la corrupción, pero la moción de censura, si se presenta, es para ganarla, porque de no conseguirlo, como ha sucedido, genera frustración e incluso da alas a quien se pretende censurar. Ni una brisa se ha movido.

 

 Que los números son trascendentales es todo un axioma. Y los grupos parlamentarios deben querer el progreso y el interes de España, y no huir de ella (PDCat., ERC, Bildu, etc..). Pero, además, hay que dialogar previamente con el resto de grupos para ahormar el para qué y con quién. Dos aspectos clave que los presentantes ni siquiera se han llegado a plantear en su premura y celeridad políticas.

 

 La oposición se halla fragmentada, con visiones dispares de cómo engarzar su papel. Ésta no sólo es control sino, también, y fundamentalmente, iniciativa parlamentaria. Un partido socialdemócrata debe aprovechar la presente situación, no quedar arrinconado ni escorado. La vida parlamentaria, hoy más que nunca, se debe mover al trote de las iniciativas que presenten en las Cortes Generales la oposición política, mayoritaria ella.

 

 No obstante lo cual, señalemos que el horizonte a corto plazo no es halagüeño. Y de ello da fe, y lo muestra, el dato objetivo  que no se haya presentado ningún proyecto de ley, a excepción del de presupuestos. No se atisba en el horizonte la aprobación de ninguna ley, llamada de calado (Ley de Enjuiciamiento Criminal, etc.). Hay una huida hacia delante. Diera la impresión que se fuera como a recomponer fuerzas, o, como dirían otros, a tomar vitaminas o reconstituyentes. Y fiarlo todo a unas nuevas elecciones.

 

 Pero la ciudadania no desea que se vaya de nuevo a una confrontación electoral, quiere que el juego de los pactos políticos propicie la resolución de los problemas cotidianos. Si a un Gobierno minoritario se le anuda la fragmentación de la oposición política, nos adentramos en lo que Solé Tura y M.A Aparicio denominan como “suma de debilidades”. ¿No hay, acaso, objetivos básicos, o de principios, para aunar a la oposición y enderezar rumbos? ¿Pueden más lo egos que la razón y la necesidad social? La socialdemocracia tiene que jugar al presente un papel estelar, con seriedad, pero con dinamismo y, por encima de todo, ser útil al ciudadano.  Arnold Toynbee señalaba que el mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que si se interesan por ella. Los hombres movidos por ideales no deben “pasar” de la acción política que, en definitiva, marca diaria y cotidianamente nuestras vidas.

 

 

 JUSTO GIL SANCHEZ

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.