INSTITUCIONES Y DESPOLITIZACIÓN

  Justo Gil

 

 Cuando hablamos de instituciones nos referimos al Consejo General del Poder Judicial (art. 122.2 CE), al Defensor del Pueblo (art. 54 CE), al Tribunal Constitucional (art. 159 CE),Consejo de RTVE (ART. 20.3 ce), el Tribunal de Cuentas (art. 136 CE), Consejo de Estado (art. 107 CE), Fiscalia General del Estado (art. 124 CE). La ciudadanía está pidiendo dos cosas: a) profesionalidad, y b) despolitización. Una sociedad democrática es creíble cuando sus instituciones funcionan con eficacia, con objetividad y espíritu de servicio público, con independencia del color político del gobierno de turno. Esto no ha sido percibido, hasta ahora, por la ciudadania, por mucho voluntarismo y querencia que le pongamos. Ha habido “cotos” cerrados, y cotos “policromados”. Por lo tanto, dentro de la llamada «fase regeneracionista», que necesariamente ha de venir, es absolutamente imprescindible trocar ese estado de cosas. Hay que dejarlo atrás. Lo que no funciona hay que remodelarlo para que funcione eficazmente.

 

 Dada la exigencia de mayorías reforzadas para “reinstalar estas remozadas instituciones” es imprescindible aunar las voluntades de varias formaciones políticas. El esfuerzo de consuno es algo a lo que no estamos dados. Nos falta mucho rodaje y esconder egos inflamados. Para ello hay que mutar plurales normas. No se oculta que hay un largo e intrincado trecho que recorrer, pero creemos que apasionante para cambiar la cara a este país que queremos, que se llama España. Ya no cabe el autismo político, ya no caben las actitudes irresolutas o medrosas. Como señalara el escritor autodidacta estadounidense del S. XIX, Marden, Orison Sweet: “El irresoluto está siempre a merced del último que le habla”. Se tienen que tener las ideas muy claras acerca de lo que hay que hacer y cómo. Se tiene que ser muy transparente. Y el objetivo último de toda acción política debe ser nítido y claro: «hacer el bien». Ese es el político que valora la ciudadania en tiempos tan desapacibles y tempestuosos como los que nos ha tocado vivir.

 

 Si la ética y la regeneración democráticas reales han sido “impuestas” por la propia ciudadania, es decir, por la misma base social desde hace unos años atrás, es inaplazable, por tanto, que las reformas en tal sentido se deban hacer realidad a las primeras de cambio.

 

 Este escribidor, con igual deseo para el prójimo, quiere vivir en una sociedad respirable, plena de seguridad jurídica, convivencial, coexistiendo con la multiculturalidad, aprendiendo honestamente de los demás, sabiendo que las instituciones que articulan nuestra organización político-social te van a responder, y lo van a hacer adecuadamente. ¿Es esto pedir demasiado? ¿Es pedir, acaso, la luna? La acción política debe  contener el deber moral de propiciar lo explicitado. Nuestra sociedad está llamada a superar las dificultades y a fe que hay buenas personas que luchan con dignidad  y denuedo para adentrarnos en una etapa mejor. Por eso quiero parangonar a Aldous Huxley cuando señalaba que: “las personas debemos el progreso a los insatisfechos”. En definitiva, a aquellos que cavilan permanentemente y hacen de su vida un sincero servicio a los demás.

 

 JUSTO GIL SANCHEZ

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.