EL PODER CORROMPE, EL PODER ABSOLUTO CORROMPE ABSOLUTAMENTE

Manuel Quesada

Para mí lo esencial de la labor política, en democracia, es la participación. Si se quiere de verdad servir a la sociedad, lo que hay que procurar es “estar”, de la forma en que se pueda, pero estar.

 

En el momento que se asciende o se conquistan áreas de poder, se deja de participar realmente, porque ahí te obligas a atender a todo el mundo y a aceptar muchos compañeros de viaje que no “van contigo” Por eso, y podéis repasar la enorme lista de ejemplos que hemos tenido y tenemos, los que verdaderamente trabajan, luchan, se mueven y, en suma, participan, siempre están en segundo o tercer plano.

 

Los líderes son necesarios, imprescindibles para “llegar a la gente” pero no mueven un esparto. Lo importante es el equipo.

 

Y los líderes, los cargos, que se sienten magníficos, imprescindibles e irremplazables no están más que para calentar la silla y vender el pescao, pero ¿qué harían ellos sin los pescadores?.

 

Cuando se acumula mucho poder, se ocupa un cargo importante y todo el mundo necesita de tu aprobación para cualquier asunto, empiezas a creerte alguien, alguien superior a los demás, y te toca ponerte a la altura de gente, gentecilla y gentuza de todo pelo.

 

Ahí empieza la corrupción. El poderoso se siente magnífico y al llegar al cargo no tiene más remedio que determinar quién va a hacer esto y lo otro, y como resulta que en las acciones se mueven enormes intereses económicos, pues él mismo empieza a interesarse económicamente. En un primer momento, a no ser que se haya metido en el asunto para forrarse, se conforma con recibir halagos y regalos por sus resoluciones, que no deberían tener premio alguno, ya que son meramente funciones de su cargo. Pero los atendidos empiezan a hacerle regalos y dádivas y muchos se acostumbran a tener más y más. Tienen que disponer de más capacidad económica para poder alternar a nivel con los pudientes.

 

En consecuencia, de admitir comisiones pasan a exigir tanto y cuanto por adjudicar obras, empresas y acciones, y ya está, cayó en la trampa y de ahí no se sale porque el entorno le exige muchas veces estar acorde con lo que toca.

 

Entiendo que para regenerar la vida política, sería bueno modificar las estructuras en profundidad y evitar que existiesen cargos individuales por más que únicamente corroboraran las decisiones de los órganos correspondientes. Deberían, a mi entender, existir normas mediante las cuales las Instituciones estuvieran realmente gobernadas por órganos colegiados en los que participaran representantes de todas las opciones políticas en proporción al apoyo electoral que hubieran obtenido democráticamente. Y que todos tuvieran que tener conocimiento de todo.

 

Pero no en la forma actual en que, al final, es el presidente el que decide porque sus “socios” seguirán a pies juntillas lo que él diga, es un sistema que lo que consigue es legitimar la jerarquía depositando todo el poder en el presidente en forma individual. El modelo es el sistema de la Iglesia o el Ejército.

 

Digo lo que solamente se contempla para casos de extrema necesidad con el título de “gobierno de concentración”.

 

La auténtica dinámica democrática se consigue con la participación, en primer lugar en los propios partidos políticos y, después, sujetando todas las acciones y resoluciones de todas las instituciones con la efectiva participación de todos los partidos políticos en la forma expresada.

 

Lo esencial es que todos los actores, desde los militantes de base de todos los partidos hasta los más altos responsables, basen su acción política en el acuerdo entre todos, renunciando a la hegemonía parcial o personal que lleva, inevitablemente, al abuso de poder y, por ende, a la corrupción.

 

Ya se sabe que “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”

 

No me gusta el tan utilizado slogan “PODEMOS”, prefiero decir “QUEREMOS Y HAREMOS”.

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.