EL TREN QUE TRANSPORTA EL CAOS

Manuel Quesada

Resulta indignante lo que está pasando,. Hace casi treinta y nueve años que murió el dictador y a estas alturas de la película estamos peor que al principio, digo en estabilidad política y en cohesión social. 
Nuestra juventud ha de emigrar porque aunque está muy bien preparada, aquí no encuentra trabajo ni el gato. Dos millones treinta mil niños están al borde de la miseria o ya metidos en ella, y no tienen ni para comer. Se tienen que abrir los comedores escolares en estas vacaciones para que puedan hacer una comida al día y aún hay Presidentes Autonómicos que se niegan con la coña de que “los niños se van a sentir mal”.


Son más de seis millones de trabajadores los que están en el paro y muy pocos, escasísimo número de ellos pueden tener la esperanza de encontrar trabajo en los próximos cinco años. Gran cantidad no lo encontraran en lo que les queda de vida, porque ya son mayores y, encima, a los sesenta años les quitarán la prestación y sólo los que puedan se jubilarán más allá de los sesenta y cinco años de edad.


Los parados que ahora vengan por despido, que ya sabemos cómo se hacen la mayoría, tendrán que tributar por su indemnización del despido, porque “ha habido algunos fraudes”.
Ya no hay esperanza.


La derechona, toda unida, está más fuerte que nunca y haciendo gala de su herencia genética de la dictadura aprovecha la ocasión para hundirnos cada vez más y ser cada día más poderosos.
La izquierda, estúpidamente, está cada día más dividida y fragmentada, de modo que aquí no se aclara ni dios, y los que han de defender al pueblo se la pasan peleándose y discutiendo sobre asuntos que solo conciernen a ellos sin hacer un ápice de intención de unirse todos juntos contra una situación que nos va a llevar al caos.


Los sindicatos ya no sirven ni para servir café.


Y la Jefatura del Estado, más fuerte que nunca, está haciendo lo indecible para salvar el culo con la venia y la gula de la santísima gana que le da a la oligarquía de este país de pasarse por el arco del triunfo cuanto sea preciso para mantener este estatus que tanto nos está ahogando pero que tan pingues beneficios les está reportando a todos ellos.


Y dentro de esta miseria, en medio de la desgracia que nos ha caído encima, nuestra “Justicia” nos está tomando el pelo y utilizando la más sutil de las ingenierías jurídicas para dejar inmune a la infanta que, con su marido, nos ha robado lo que le ha dado la gana para vivir como una reina. Y es que la Casa Real ha ejercido toda su influencia sobre los actores de este juicio con tal de que nada le pase, y por eso no hace más que tomarnos el pelo realizando gestos como el de que no cuentan con ella para nada y tal y tal.

 


No se han cortado un pelo en intentar y conseguir que toda la responsabilidad del estropicio caiga exclusivamente sobre el yernísimo, hoy cuñadísimo, aunque tampoco eso, porque ya están utilizando con él todos los resortes posibles sobre la base de un pago de trescientos y no sé cuantos mil euros para quitarle parte de las responsabilidades penales de las que ha de responder y así, de esta manera se le quede la pena en lo menos posible y la infantita no se quede sola tanto tiempo, pobrecita….


Y en medio de este caos inenarrable, imprevisible e insoportable, todavía hemos de estar felices porque “se está iniciando la recuperación”.


Y una mierda, díganselo a todos esos españoles que eran de clase media y hoy comen gracias a los comedores sociales.


Díganselo a esas familias, que `pasan del millón de ellas, en cuya casa no entra un céntimo de euro y sobreviven gracias a la solidaridad y a las aportaciones familiares que se fundamentan principalmente en las pensiones de sus padres-abuelos que todavía no han podido meterle el diente. Pero todo llegará. De momento las están dejando cada vez más diezmadas.
En medio de este caos, los servicios públicos más esenciales nos han de costar la pasta, ya sea mediante copagos, ya sea vía aportaciones del erario `público que hemos creado entre todos y al que están dejando en la ruina dejándonos a todos empobrecidos y maltratados, los sufridos contribuyentes y los muchos que ya no pueden ni contribuir.


Del estado de bienestar que habíamos alcanzado con todo nuestro esfuerzo, no hay quién pueda acordarse.


Como somos todos unos delincuentes, no hay más remedio que perseguirnos y castigarnos, en lugar de vigilar a los grandes capitales que se han llevado todos, absolutamente todos, la recaudación de lo que nos han robado a los paraísos fiscales y para que no nos pongamos a pensar también en esto han encontrado una cabeza de turco al que hay que echar toda la culpa, y ya está. Los demás de rositas.


Lo poco que les va quedando aquí ya lo tienen a buen recaudo mediante una evasión fiscal con la venia de la inoperancia del Sr. Ministro de la cosa.


A Montesquieu, como a dios, se le conoce por referencias pero por aquí no ha pasado tan importante señor y, en consecuencia, la “Justicia” está mediatizada y secuestrada mediante un sistema de “representación” por el cual colocan en sus órganos superiores a sus más allegados, quiero decir: el poder ejecutivo, el legislativo y hasta la jefatura del Estado, porque son los que a ultima hora decidirán lo que hacer con todos estos mangantes que, encima, son los que nos dirigen. ¡La hostia!..


Por si a alguno le molesta lo que digo, aclaro que no estoy señalando a las Instituciones, sino a las personas físicas que las dirigen y ocupan, que son los actores de la película y por eso hay que aforarlas a toda prisa.


No se preocupen ustedes que el Juez Castro imputará a la Infanta, habrá cuantos recursos puedan presentarse y a la postre quedará inmune como está mandado, aunque para ello haya que inventar una artimaña jurídica de nuevo cuño, porque ya todos los posibles encargados de hacerlo están bien preparados para ello.


Y nada, la Jefatura del Estado impoluta, como debe ser, para ello se han realizado cuantas acciones han sido precisas con tal de que resulte una vez más que TODO HA CAMBIADO PARA QUE NADA CAMBIE. ¿Les suena la famosa frase?
Dentro de cuatro días toda la jerarquía del país recibirá su “paga de beneficios” por el trabajo bien hecho y como de donde no hay no se puede sacar lo será de las arcas públicas nuevamente, más con recortes que con impuestos porque están al caer los procesos electorales y hay que preparar la cosa. Ya han empezado.


Sólo nos falta Berlanga para la filmación de esta película, que no tiene desperdicio.


Como decía aquel “que paren este tren, que yo me bajo”.

                                                                                             MANUEL QUESADA LARA.

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.