DELENDA CARTAGO

Justo Gil

«Cartago debe ser destruida»- esa es la traducción. Se trata de palabras con las que Catón el Viejo, el Censor, terminaba sus discursos, fuesen del tema que fuesen. Se emplea para expresar una idea fija que se tiene en la mente, cuya realización se persigue constantemente  y a la que se retoma siempre. Se conforma como algo obsesivo, que, por repetido, genera hartazgo en el auditorio generando una especie de boomerang.

 

En el debate de investidura del presidente Rajoy éste vino en solemnizar ante el Congreso de Diputados – decia Pacordoñez que Aznar, altanero donde los haya, solemnizaba lo obvio- que nunca se iba a escudar, en su gestión política, con la herencia socialista. O en el más castizo y popular “la culpa es de Zapatero”, expresión que excluye cualquier básico raciocinio y se asienta en la huera aversión ideológico-política. ¿Cuanto tiempo se contuvo? Poquísimo: hasta diciembre de 2011, en que vino en desdecirse de sus palabras con la inmisericorde e indiscriminada subida de impuestos, viéndose obligado a ello por lo “malo” que habían sido sus antecesores (sic)..Todo ello en un giro copernicano – nunca anunciado- que vino en sonrojar su propia dignidad.

 

Y, ahora, últimamente el candidato popular a las elecciones europeas señala el que deben “pedir perdón”. Viene ello a cuento de los malos, pésimos y nefastos políticos (que los hay por doquier) que son incapaces de vender sus ideas, sus iniciativas, amparándose en aquello que agrandan para magnificar su dura y errática gestión presente: “era poco más o menos que un cienagal y ahora sólo estamos en terreno pedregoso”. El que no se consuela es porque no quiere. ¿Dónde está la conciencia crítica ciudadana?

 

Y para más inri y para señalar que sus ideas son las únicas, las mejores y las más eficaces, se dirigen a la ciudadania  con aquella otra frase lapidaria:  “Después de mi el diluvio” (Aprés nous, le deluge). Se está apelando con una ingenuidad supina a frases mundanas tales como “Nosotros somos los mejores”, “ciudadanos: no vuelvan al pasado”, “el presente es cojonudo, queden con nosotros”. Aquélla frase arquetípica se atribuye a Luis XV, rey de Francia, y que venía en indicar su despreocupación por la alarmante situación del reino. Señala el completo desinterés del que la pronuncia por lo que sucederá después de él.

 

Estas elecciones europeas – aún a pesar del perfil bajo que pretendidamente está imponiendo el Gobierno conservador, para que pasen de puntillas y la herida  política sea leve – pueden ser muy importantes para empezar el desalojo en Europa de las políticas de austeridad; de las políticas que matan, de las políticas que están afectando a los más débiles, a los más necesitados. Políticas que están llevando a la desregulación y la imposición unilateral de las relaciones laborales, siempre proyectada en absoluta “convención social”. El Siglo IXX, el Estado Liberal (jornadas de sol a sol, míseros jornales, sin oportunidades de futuro, etc.), se está abriendo pasando en el Siglo XXI (que creíamos que era el de la consolidación del Estado Social: el de la igualdad), con otros mantos, con otros ropajes, con la égida la “necesidad vital de hacer esto” para mantener el sistema. Falacias. Las injusticias se instalan en nuestra sociedad. Vemos al vecino pasar hambre, mientras el poder público apela a la “comprensión”. ¡Qué comprensión, ni qué gaitas, cuando hay niños – si, niños, nuestro futuro- que sus padres no pueden darles de comer! Cuando hay casi dos millones de familias con todos sus miembros en paro. ¿No creen más razonable atender primigeniamente a estas familias para cubrir sus necesidades básicas antes que reducir una décima del PIB? ¿Acaso el PIB tiene corazón y sentimientos? Reflexionen: ese camino sólo conduce a la confrontación social.

 

 

JUSTO GIL SANCHEZ

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.