LA CORRUPCION

Manuel Quesada

Viene siendo, desde hace tiempo, el mayor problema que tenemos en este país al parecer de los ciudadanos, tras el altísimo índice de paro, teniendo en cuenta que la insoportable problemática laboral que sufrimos es, no nos quepa duda, consecuencia más o menos directa del desmadre económico que hemos sufrido en el que la piedra angular es, sin ninguna duda, la misma corrupción.

 

Si aceptas propinas, prebendas, regalos o favores por cualquiera que sea el beneficio o trato de favor que prestes o concedas a quienquiera que sea aprovechando la posibilidad que te presta para ello tu responsabilidad en el trabajo, en un cargo social o societario, en un puesto de la administración pública o en cualquier cargo político, no le des más vueltas. ERES UN CORRUPTO.

 

Si en razón del puesto que ocupas te aprovechas más o menos directamente, para obtener beneficios económicos, de turno para adjudicaciones de cualquier clase para ti o para algún familiar, amigo o allegado, eres un PREVARICADOR, que es una de las formas de corrupción.

 

Si sobornas a un político, a un juez o a un funcionario público para obtener algo que no te corresponde ofreciéndole tal o cual cantidad de dinero o cosa que pueda interesarle, con independencia de que el que te lo conceda sea un corrupto, tú estás cometiendo un DELITO DE COHECHO.

 

Las recomendaciones, las ventajas y demás prebendas, tan comunes en nuestro país, no dejan de ser una forma más de corrupción, ya que todo lo que puedas obtener de forma ilícita o con ventaja respecto a los demás, no son más que actos corruptos que vemos todos los días y por todas partes que, además, son un ataque al derecho ciudadano de igualdad de oportunidades.

 

Sucede que estas actuaciones que hemos visto siempre en todas partes, aunque fuera en magnitudes más reducidas, con el cachondeo socio-económico que hemos sufrido los últimos años, hemos alcanzado cotas de corrupción tan elevadas que en estos momentos resultan innumerables las personas que se han enriquecido, y mucho, por estos procedimientos.

 

¿Quiere esto decir que en España somos corruptos por mayoría?. No. La corrupción no puede ser nunca un mal generalizado, al menos la corrupción de cantidades muy importantes, porque la vaca nunca da tanta leche, y porque los que ostentan u ocupan puestos de decisión y de poder ya se libran muy mucho de que sólo participen del reparto exclusivamente los que ellos quieran que si no, se acaba el chollo. Y eso nunca. En jamás de los jamases, pues estaría bonito. Entre otras cosas, porque en estas practicas abominables se asienta LA ESENCIA DEL “PODER”.

 

Por ende, son la causa de nuestra ruina económica y social.

 

Pero ¿cómo se puede, si no erradicar absolutamente, al menos aliviar a la sociedad de este cáncer que amenaza con dejarnos a todos sin trabajo, sin prestaciones sociales, sin sanidad ni enseñanza, ni garantías sociales?. Es decir, todo lo que conforma el “estado de bienestar” que creíamos haber obtenido y del que tan orgullosos nos sentíamos.

 

Pues no hay otra fórmula que la de aplicar estos dos principios:

- Ejercer, tanto individual como colectivamente, en todo lugar y en todo momento, los derechos ciudadanos que nos corresponden, denunciando cuantos casos conozcamos, mayores o menores (no importa tanto el volumen como el hecho), tanto en la policía como en los juzgados y, también, a los medios de comunicación cuyo poder de información es elemental para hacer llegar a los ciudadanos la información de cuanto acontece, y

- Aplicarnos todos el cuento, y no ceder en la más mínima tentación, para lo cual debemos asumir y extender con todas nuestras posibilidades la filosofía esencial de que no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita. El convencimiento personal de que tener más dinero, más bienes y/o más poder no nos va a hacer más dichosos, sino que si estas ventajas tienen una procedencia ilícita y vergonzosa, al final, nos amargarán la vida,.

 

En los partidos políticos hay que exigir total transparencia y que las decisiones se adopten por acuerdo legítimo de los órganos colegiados a que corresponda, evitando en todo momento que los líderes quieran o puedan tomar medidas del ámbito que sea, de forma individual y que en dichos órganos colegiados se encuentre representadas todas las tendencias, alternativas o sensibilidades que en ellos existan,. La ideología no está reñida con la decencia, y ninguna es garantía absoluta de honradez.

 

Haciendo efectiva la necesaria jerarquía que debe existir en toda organización, donde quiera que fuere no ha de existir nadie, pero nadie, que pueda hacer pagos, tomar decisiones o adoptar medidas sin el conocimiento y la autorización de sus superiores, que se harán en todos los casos, responsables –con los actores- de las decisiones que se adopten.

 

Recordemos en todo momento, que el antídoto contra la corrupción es la TRANSPARENCIA y que esta debe existir en todos los órdenes de nuestras vidas, sin el menor síntoma de oscuridad.

 

Del buen hacer de todos para todos en cualquiera de los asuntos que se trate depende nada menos que nuestro futuro. El de todos. El que hemos de compartir en confianza, que es lo único que nos puede hacer felices.

 

                                         Manuel Quesada Lara

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.