ALGO ESTÁ PASANDO

Manuel Quesada

Sea o no a causa de la crisis, están sucediendo acontecimientos que antes no nos planteábamos como asuntos problemáticos y otros, también preocupantes, que no habíamos visto nunca y que empiezan, entre unos y otros, a inquietarnos seriamente porque una escalada como esta puede poner en juego nuestra democracia y nuestra libertad, por más que parezca que estoy sacando las cosas de quicio.

 

El primer asunto que me preocupa es la negativa sistemática y tozuda a poner en práctica, sobre todo en los estamentos oficiales e institucionales, la laicidad y la aconfesionalidad que constitucionalmente se establece para nuestro Estado. ¿Me quieren decir a quién representa un alcalde, un diputado, un ministro y hasta el Rey cuando puesto de cruces, portando un cirio y/o acompañado de las autoridades eclesiásticas que representan a la Iglesia Católica, participan en los más destacados actos religiosos que forman parte de la tradición española?,

 

¿Es que no hay ciudadanos de otras confesiones?. ¿Es que no hay agnósticos o ateos que como los demás tienen los mismos derechos a ser respetados en sus creencias como miembros de un Estado que no debe hacer discriminación alguna,  y que debe defender la libertad de pensar y de elegir de cada cual?.

 

Entonces, ¿me quieren ustedes  explicar, porque yo no lo entiendo, la razón por la que hemos de seguir manteniendo la financiación de la Iglesia Católica en clarísima discriminación de trato con respecto a las demás organizaciones religiosas, y –no contentos con esto- se les conceden unos beneficios fiscales incomprensibles, que son una de las causas de que nos encontremos en la situación que estamos.

 

La Iglesia Católica, como las demás organizaciones religiosas o de lo que sean, deben sustentarse con los recursos que les aporten sus seguidores, fieles, afiliados o como quiera llamárseles, porque los demás –que, a juzgar por el índice de participación en los actos religiosos, somos mayoría- no tenemos porqué financiar algo en lo que no creemos ni participamos, y que no es un tema de necesidad general, aunque no por eso nolos respetemos, como a todos los demás…

 

Y ahí llegamos al segundo de los temas que me preocupan: el asunto del aborto.

 

El aborto ha surgido  para dar respuesta a una de las necesidades humanas más acuciantes e imperativas. Es una cuestión triste, delicada y dolorosa ¿quién lo duda? Pero ningún ser humano, ni organización, ni gobierno ni estado puede ni debe prohibir porque es un asunto que emanan de la propia libertad de la persona. Y no hay derecho a que nadie pueda ser sancionado o condenado, ya sea la mujer que decide abortar o el facultativo que la asista por su realización, porque nadie está legitimado para condenar a nadie por estos asuntos que, como digo, son producto del ejercicio de la libertad de las personas conforme a sus creencias, convicciones y hasta necesidades.

 

Las religiones, todas y cada una de ellas, deben y tienen que indicar y hasta exigir de sus seguidores, en el marco de su ámbito competencial,  determinadas conductas referentes a esta y, en general, a todas las materias; pero no se debe consentir que ninguna religión tenga tanto poder como para impulsar e imponer que sus principios sean  la base para el dictado de normas y leyes de obligado cumplimiento para todos los ciudadanos,  no sólo para sus  fieles en cualquiera de las religiones con presencia en la nación de que se trate. El ejercicio de la libertad del individuo debe ser defendido y garantizado por todo gobierno que ostente la autoridad en un país declarado libre, democrático, laico y aconfesional como el nuestro.

 

Cada uno que pertenezca a lo que libremente quiera  porque –por mayoría que sean- deben respetar a los que no piensan igual, y de no ser así el gobierno viene obligado a exigírselo, por el bien de todos.

 

Eso sí, el  estado está obligado a contar y disponer para sus ciudadanos de todos los medios y `procedimientos sanitarios para atender a todos los ciudadanos en sus necesidades, con independencia de la causa por la que se genere la necesidad.

 

¿O es que a una prostituta no se le curarán las enfermedades venéreas y de todo tipo que puedan derivarse a causa del ejercicio de su actividad?. ¿Es que a todo afectado por la drogadicción, el sida, etc… no se le ha de atender sanitariamente?¿Es que toda mujer no tiene derecho a que se le practique, con todas las garantías sanitarias, un aborto cuando haya decidido por las causas que sean, que no es asunto que incumba a nadie, proceder a la interrupción de su embarazo?.

 

A ver si se enteran que lo prohibido, siempre, es lo que causa más curiosidad e  interés y, a veces, hasta sabe mejor.

 

Nadie es quien para juzgar a nadie, y eso de la defensa de la vida me hace gracia, porque el respeto que tienen por ella los estados y los gobiernos a la vista está. ¡Qué poco apelan a este derecho cuando ayudan en los conflictos armados, venden armas para la guerra y facilitan a las organizaciones y estados poderosos la invasión a países determinados para hacerse con el petróleo o cualquier otro “filón”, aunque caigan en la invasión miles y miles de inocentes, mujeres y niños.

 

Y las organizaciones religiosas, no te cuento, las hay desde las que confiesan al reo antes de la ejecución, sin plantear el menor atisbo de defensa de su vida, hasta las que todavía siguen realizando sacrificios humanos en cumplimiento de tradiciones seculares y en respuesta a no se sabe qué “principios religiosos” sin que nadie se acerque a impartirles cultura y conocimiento en evitación de semejantes barbaridades.

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.