MUCHOS DESEOS, NINGUNA ESPERANZA

Manuel Quesada Lara

Cada fin de año nos obsequiamos los unos a los otros con la gratuita felicitación con que nos deseamos un “feliz año”. No cuesta nada decirlo, pero lo cierto es que ni creemos que pueda ser posible cuando lo decimos y que sabemos, por la experiencia vivida, que no haremos absolutamente nada para que se haga verdad.

Es mas cierto que nos importa un carajo lo que le pase al de al lado y que sólo nos hemos fijado en él para tener mejor coche, mejor vivienda, mejor traje y mejor aspecto y lo demás entendemos que es cosa de cada uno y que cada cual se la pele como pueda. (Eso era antes, porque ahora al que mas y al que menos le cuesta llegar a fin de mes, si es que llega).

 

No es que seamos insolidarios, es que la inmensa mayoría no sabemos ni lo que es eso, porque no tenemos costumbre…

 

Sin embargo sí nos parece que toca echar una mano ante las desgracias: practicar la caridad, cristiana o no, pero no nos damos cuenta de que con esta practica estamos siendo aún más insolidarios, porque cubriendo las primeras necesidades de esta forma, no obligamos a que se establezcan derechos y sistemas públicos que eviten que la gente se quede sin techo, sin comida o sin la principal ropa con qué cubrirse. Somos causantes de que cuando vienen mal dadas nos quiten la sanidad y la enseñanza, de que abandonen  a los dependientes comolo han hecho con los parados y lo harán con los pensionistas antes de que les toquen el bolsillo a los que más tienen, que es lo que hacen, no lo que deben hacer.

 

Mi raciocinio, si es que lo tengo y vale para algo, me indica que vivimos en sociedad y eso tiene unas ventajas. Una de las principales es la de garantizar un mínimo de prestaciones públicas con los fondos que hemos de aportar los ciudadanos en proporción a nuestro patrimonio y a la renta que cada año obtengamos, con objeto de que a nadie le falte lo fundamental y todos podamos disfrutar de forma equivalente de los servicios públicos que nos son necesarios, porque a eso es a lo que llamamos cohesión social, uno de tantos principios que a toda hora cacareamos, pero que nos meamos en ellos.

 

El sistema que practicamos, con la bendición de la santa madre iglesia católica, apostólica y romana, con la aplicación de normas dictadas por gobiernos y organizaciones políticas que no hacen más que apoyar a los poderosos en detrimento de los más débiles, cargando a las espaldas de estos las necesidades ciudadanas, en lugar de legislar y administrar conforme a los principios básicos de la justicia social.

¿Es casualidad que casi todo cargo público que se retira obtiene un puesto bien remunerado sin obligación de nada o casi nada en alguna de las grandes empresas a las que, obviamente, ha estado beneficiando cuando estaba en el poder?. ¿Cómo es que no hacemos nada ante tanta tropelía que tanto y tanto nos está perjudicando a todos?.

 

Como esta cultura está más que asumida, pues quién más quién menos monta su particular ONG, y con ella dice que va a remediar los grandes males de nuestro país y del mundo entero. Claro, que cuando se investiga a fondo, muchas de ellas resulta que no, que lo que hacían era recoger mucho dinero evitando los impuestos y llevándose las perricas a los paraísos fiscales, que para eso están. ONGs, Fundaciones, asociaciones, etc… a miles (p.ej. el famoso Instituto NOOS de Urdangarín que dios confunda).

Y como sobre estos “cabezas pensantes” nunca cae todo el peso de la Ley, y nosotros lo aceptamos, lo consentimos y no hac emos nada en contra pues bueno va…

 

- ¿Por qué tiene que gestionar las necesidades ciudadanas y humanitarias una organización “no gubernamental”?.

- Pues porque el gobierno no es de fiar

- Ah, ya.!

 

Como no participamos en las organizaciones políticas pues, normal, los “cuadros” de las mismas hacen lo que les parece porque sólo tienen que sortear a sus escasos colegas que se atreven a discrepar, y punto.

 

De esta forma, la casta política se ha convertido en una élite que huele a mierda pero engrasa el motor y, claro, como es la esencia de la democracia nadie puede discutirles, eso faltaba… O sea, que se han olvidado de que la gestión política debe ser hija del contraste de las ideas, del debate y de la discusión hasta sus últimas consecuencias, porque de sus decisiones depende la eficacia de la gestión pública.

Como ser político no te cuesta nada (si eres hijo de…) y se gana un buen dinerito sin tener que trabajar, precisamente, pues eso… que ya está el guiso.

 

De feliz año, nada. Uno más y cada vez peor.

 

Si no es que nos levantamos de una puñetera vez, ponemos las cosas en su sitio y hacemos una limpia espectacular, aquí no hay remedio.

 

Toca organizarse, crear estructuras político-sociales que den participación a los ciudadanos y que limpien toda la mierda que hay en los partidos y, sobre todo, en el gobierno y las administraciones públicas.

 

Que resulten ser la base para estructurar nuevas organizaciones políticas, y que las que hay sean efectivamente renovadas, con un objetivo concreto e ineludible: Sanear la economía, recuperar los servicios públicos y, sobre todo crear empleo no a costa de la pérdida de los derechos laborales, sino de la defensa de la buena gestión empresarial y alcanzándose los más altos grados de productividad, y haciendo uso de un mercado basado en la competencia leal, no en el engaño monopolizador encubierto que se ha venido a implantar por los actores actuales de la cosa.

 

Por más que diga Rajoy, 2014 promete ser un año de pánico.

 

Y lo peor es que va a cumplirlo.

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.