EL DESFILE DEL AMOR

Manuel Quesada

Bueno, pues empieza el espectáculo y la gran profusión de historias promete material para sesión continua y hasta doble programación, porque la agenda es de vértigo.

 

El Tribunal Supremo de Justicia ha ratificado, creo que el día 11 del corriente, la sentencia condenatoria contra el ex alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, por un delito de cohecho y tráfico de influencias referente a la Mesa de Contratación en la que se adjudicó a una empresa de su gusto la cuestión que se trataba en sesión denunciada por los Verdes el año 2007

 

Entre pitos y flautas se han pasado seis años mareando la perdiz y el cumplimiento de la pena será a partir de quién sabe cuándo ni en qué condiciones, porque ésa es otra.

 

En tanto, Carlos Fabra, el inefable expresidente de la Diputación de Castellón de la Plana, se sienta ahora en el banquillo porque a nadie le salen las cuentas entre lo que él ha declarado que cobraba y lo que se ha sabido, lo probado únicamente, ya que segurísimo que hay muchísimo más existe una diferencia, al menos, de tres millones y medio de euros, vamos, que se podría pagar la deuda que tiene mi pueblo, que no es moco de pavo y así no habría que tirarse diez añós rascando en el bolsillo de los vecinos contribuyentes como están haciendo.

 

Dos buenos ejemplares de la ganadería política de esta piel de toro que terminará en cierre por derribo, no a causa de las cuestiones éticas y hasta casi humanitarias que defienden los Verdes y otros muchos ciudadanos para proteger a los morlacos, sino que como estos sinvergüenzas se han llevado hasta lo suelto del cepillo, aquí no hay ni para pagar a los monosabios, o sea, la ruina. Una ruina que, como ya sabemos, estamos pagando los que menos culpa hemos tenido en la función.

 

Bueno, la cuestión es que los españoles estamos ya hasta las partes nobles de ver y escuchar que hay tanta mierda sin que nadie haga limpieza y sin que se ponga remedio a tamaño despropósito.

 

Vamos a ver. Si un político mete la mano donde no debe y se lleva a su casa lo que le da la gana, como “hay que respetar”, pues resulta que se tiene que abrir una investigación  aquí y otra allá y resulta que como él, sus compañeros, su partido y hasta el portero de su casa juran y vuelven a jurar que es una persona honorable, que es incapaz de tamaña grosería, y que la gente está loca, pues el tal político sigue con las mismas ocho o diez años sin que nadie ponga pié en pared, hasta que haya llenado bien la farraca y tenga pasta para pagar lo que se presente y además que no le pase apenas nada, o la menor si no se puede tapar todo. Eso si no se lo paga su partido, que al fin y al cabo lo hará con fondos públicos o con dinero recibido por tráfico de influencias, que al final es más de lo mismo.

 

Ya sé, ya sé que lo que estoy diciendo es una pesadez porque la gente ya está harta de repetirlo y no pasa nada.

 

Bueno, pues debe pasar. Debe pasar porque aunque sean muchos los políticos que están en solfa por corruptos y mala gente, son infinitamente más los ciudadanos que trabajan políticamente en este país, con sueldo o sin él, con ilusión y con dedicación, Y estos miles y miles de ciudadanos sí que son acreedores del respeto y la consideración de sus vecinos y administrados y resulta que lo están pagando todos, sin comerlo ni beberlo, porque en este país decir que eres político resulta tanto como declarar que eres un quinqui, un delincuente, un carterista….

 

Pero esto pasa también, porque la mayoría son gilipollas. Vamos a ver, si yo estoy en un partido, una asociación o lo que sea y veo que el de al lado está robando, si no lo denuncio, me hago cómplice y al final pago yo por sus acciones, porque él con lo robado se va a ir de rositas. Lo que pasa es que, como el que se mueve no sale en la foto, en los partidos y en la mayoría de las organizaciones, mandan los de arriba porque, amigo, eso de la democracia está muy bien pero señor, por mi casa no.

 

Aquí hay que cambiar las costumbres, hay que entrar en ana etapa (cortita ¿eh?) de transición político-social, para limpiar la parva, que se acabe el choriceo y que los ciudadanos, los políticos, los militantes, los asociados y todo cristo, cuando escuche que uno está lucrándose ilegalmente que se junte con todos los demás decentes y denuncien uno hoy otro mañana y así día a día, hasta que al chorizo no le quede ni el aliento.

 

Aquí, como están diciendo que corrupción hay en todas partes, que es un mal endémico y no sé cuantas paridas más, pues nos callamos y dejamos pasar el tiempo hasta que escampe. Como hace Rajoy…

 

Pero este paso del tiempo lo único que hace es librar a los delincuentes de sus culpas porque prescriben, y esto es lo que persiguen cuando nos dicen que “hasta que la Justicia no condene, no hay nada que hacer”. Pero cacho cabrón, si tú sabes que la Justicia dictará sentencia cuando el pive esté en Miami tomándose un daiquiri con una linda muñeca, mientras los ciudadanos estamos en el paro, hemos acabado de cobrar las prestaciones y no tenemos ni para dar de comer a la familia, por lo que todos los días hemos de pasar por el banco de alimentos… Si eres tú con tus amígueles el que en el Parlamento elabora las leyes para que las cosas no dejen de ser como son.

 

Que eso de la soberanía popular está muy bien, pero para poder ser “soberano nacional” es imprescindible contar con una buena faca de millones para hacer una campaña ilusionante y que te voten y eso solo lo tienen los partidos de lo que les da el Gobierno, de lo que les dan los empresarios que esperan prebendas y de lo que choricean por aquí y por allá con la llamada financiación ilegal. Y en los partidos mandan los que mandan. Que de renovación nada de nada.

 

Que los ciudadanos de a pié no pueden, por tanto, ser partícipes de la soberanía nacional y han de aguantarse con lo que les llegue de los que tienen los resortes de toda la vida..

 

Que no estoy, como ellos dicen, atacando la democracia, sino que quiero una auténtica democracia, porque en todas las instituciones, en todos los partidos y en todos los sitios hay muchísima gente maja que lo puede hacer rebién, y lo que sobran son todos estos elementos que entran cada mañana en su sede como un elefante en una cacharrería y no dejan vivir ni a la madre que los parió.

 

Que los Partidos Políicos son más que necesarios, son imprescindibles. Pero lo que tiene que haber es democracia y participación en su interno, y ésa, amigos, la tenemos que hacer entre todos. Que siempre que se deja algo en manos de otro, resulta lo que a él le conviene.

 

Que ya está bien, hombre, que ya está bien.

 

Manuel Quesada

Escribir comentario

Comentarios: 0

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.