LAS EMPRESAS PÚBLICAS Y LAS EMPRESAS PRIVADAS

José Manuel Rodríguez

 

Cuando se habla de organizaciones públicas o de gestión pública, las quieren conceptualizar como una forma “degenerada” de gestión empresarial. Se intenta sostener que la buena eficacia y eficiencia económica es típica de las empresas (como que ninguna se fuera al “tacho”), y que la ineficiencia suele ser la gestión pública. Con todo ello se llega a la teoría de que “el mejor sector público es el más barato posible”.

 

En el caso de las empresas privadas su finalidad es claramente CUANTIFICABLE: la obtención y maximización de beneficios económicos, mientras que las organizaciones públicas tienen objetivos de CUALITATIVOS que son difíciles de medir, además que su actuación debe estar de acuerdo con los procedimientos jurídicos [15 días para reclamar, posibilidad de un superior jerárquico, etc.], como garantía de los ciudadanos, mientras que en las organizaciones y empresas privadas esto es irrelevante en el funcionamiento diario de la organización.

 

En los organismos públicos sus directivos tienen que actuar dentro del campo político, sus fines tienen que ver con la consecución del “INTERÉS GENERAL”, no siendo así en la empresa privada, ya que sus “propietarios” solo poseen un INTERÉS PERSONAL , que es legítimo pero que se opone al interés general antes comentado.

 

Los organismos públicos están sujetos a la TRANSPARENCIA y PUBLICIDAD de sus actuaciones, sometidos a distintos mecanismos de control, mientras las empresas y organizaciones solo están sujetas en todo caso al escrutinio de la OPINIÓN PÚBLICA (la cual es manejable con dinero).

 

Lo público se ha subordinado al sector privado, habiendo reducido al CIUDADANO a mero CLIENTE. Se ha perdido espacio público erosionado la idea de que la administración pública no puede resolver los problemas a favor de las políticas de privatización, en las cuales se ha pasado de la rendición de cuentas a la CUASI-RESPONSABILIDAD del poder ejecutivo debido la proliferación de subcontrataciones y delegaciones en manos privadas.

 

El pensamiento liberal inspira una teoría económica en la que defiende que las tareas estatales pueden alcanzarse mejor dejando actuar al mercado, como el mejor gestor de asignar recursos y de realizar prestaciones, además de que el ciudadano pueda elegir [falacia: el que tiene recursos elige]

 

Para los teóricos liberales el Estado solo debe intervenir cuando el mercado falla [es decir Bankia]. En este contexto de mercado el Estado asegurar la satisfacción óptima de Pareto: - consiste en que nadie pueda mejorar sin que al mismo tiempo otros empeoren

 

A veces las interacciones del mercado producen externalidades negativas o costes sociales a terceros, lo que obliga al Estado a intervenir por el deficiente funcionamiento del mercado. Se ha visto con los mercados financieros, donde muchos gobiernos han tenido que rescatar el sistema mediante inyección de grandes sumas de dinero.

 

El mercado no tiene naturaleza de JUSTICIA DISTRIBUTIVA, dado que el mercado, en su lógica de funcionamiento suele premiar a los más ricos y desfavorecer a los más pobres, con lo que crea más desigualdad y mayores problemas de cohesión social.

 

Si no fuese por lo público que intenta regular las relaciones económicas, las anomalías de mercado llegarían a situaciones monopolísticas de las Empresas, intentando imponer sus decidisones. Por tanto que nadie "venda la moto", manifestando que la empresa pública y privada es lo mismo, o que una es mejor que la otra, dado que los objetivos no son los mismos.

 

José M. Rodríguez

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Abelardo (viernes, 13 septiembre 2013 00:05)

    Solo intentan confundir para conseguir arrimar el ascua a su sardina.
    No es lo mismo y lo publico es absolutamente imprescindible, en esta materia y en muchas otras.

  • #2

    Pedro (viernes, 13 septiembre 2013 12:19)

    José Manuel. Totalmente de acuerdo contigo, únicamente dos pequeñas apreciaciones.
    1º Donde dices " Los organismos públicos están sujetos a la TRANSPARENCIA ..." Sí, están sujetos. Ahora, yo me pregunto. ¿Porqué hemos de estar prácticamente un año para que saquen la LEY DE TRANSPARENCIA si ya están obligados? ¿Porqué no puedo saber yo, ciudadano, en qué se gastan mis cuartos? ¿De qué manera se financian partidos políticos, sindicatos, empresarios, ONGs y demás adláteres? ¿Porqué tienen miedo los políticos en que los contribuyentes conozcan el uso/mal uso que se le da al dinero público? Porque se les acaba el chollo.
    2º Los objetivos de la empresa pública y la privada no pueden ser los mismos, hasta ahí de acuerdo. Pero la empresa pública no puede tener pérdidas como está teniendo hasta ahora.
    NOTA: Me refiero a la empresa pública entendiéndola como las que se han fundado para mayor gloria de los que gobiernan. Radio Televisión Valenciana, si una empresa privada tuviese las pérdidas que arrastra esta, hace tiempo que habrían corrido a "gorrazos" a los responsables de tamaños desaguisados. La empresa que gestiona el aeropuerto de Castellón, sí ese que nos ha costado una millonada a todos, que lo vendieron como la panacea, ese aeropuerto que en definitiva es el del abuelo (como le dijo el inefable Fabra a su nieto), ese aeropuerto que popr no aterrizar no lo hacen ni las gaviotas del PP, pues bien resulta que el presidente de esta empresa, no te equivocas) es: FABRA.
    Bueno, me callo que me caliento.
    Un saludo y ya nos vemos.

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.