DIA INTERNACIONAL DE LA RADIO

Manuel Quesada Lara

Muchos dicen que fue el Rey Juan Carlos I el que nos sacó del atolladero del 23 F, pero yo creo que no, que lo que nos libró de la quema fue LA RADIO.

 

Por aquél entonces la radio tenía un mal momento, las recientes privatizaciones que dieron lugar a nuevas cadenas de televisión, propiciaron un embelesamiento temporal del personal, hasta que se dio cuenta la gente, que no es tonta, de que por mayoría lo que ofrecían las cadenas de TV privadas eran programas de enorme populismo pero, en general, de una calidad informativa y cultural más que dudosa.

 

La Televisión Española, como casi siempre, controlada y utilizada hasta la saciedad por los gobiernos de turno no hacían una oferta demasiado agradable y el personal no se identificaba especialmente con ella.

 

Pero el “atractivo” de la televisión estaba dejando un poco de lado a la radiodifusión, de más calidad, más independiente y mucho más valorable en términos de información y de difusión cultural, con amplia diferencia.

 

Y fue precisamente el 23 de febrero de 1981, a media tarde, cuando todo el país pudo escuchar, en riguroso directo y sin que nadie pudiera impedirlo, los tiros de Tejero y aquél “se sienten, coño” que ha quedado en la eterna memoria de la historia más negra de esta España de nuestros pecados.

 

De no haber sido por la retransmisión radiofónica que puso en alerta a todo el país, nadie sabe qué hubiera pasado. Pero lo que sí reconocieron todos es que la radio es un medio de comunicación único, el más versátil, el más libre, el más auténtico y al que a partir de aquel momento todo el mundo aceptó que hay que potenciar y del que no se debe prescindir.

 

La inmediatez con que se puede llevar la noticia a todas partes a través de la radio, no la tiene ningún otro medio de comunicación audiovisual o escrito. Con un solo micrófono, que se puede tener en cualquier momento y lugar, se puede prestar la información directa más real que existe.

 

Pero la radio no es sólo información. Los amantes (porque son más que aficionados) de la radio saben perfectamente que es un medio de expresión cultural de primer orden. Recuerdo cuando en los años 60 los cuadros de actores de Radio Nacional y de la SER         ofrecían obras de teatro y grandes clásicos de la novela y del pensamiento, mediante cuyas retransmisiones, se enriqueció culturalmente a la población española mucho más que con mil y uno de los proyectos culturales actuales.

 

Cuando también en la década de los sesenta por influjo de lo que sucedía en Estados Unidos y Europa nuestros jóvenes tomaron la música como bandera de su sentir, fue la radio el único medio que les permitió conocer a los artistas de otros países que triunfaban entre los jóvenes y programas como El Gran Musical, Caravana Musical o Vuelo 605 fueron auténticos medios de aportación cultural a una juventud que empezaba a despertar del oscurantismo de una postguerra gris, dura y despreciable, que había que olvidar con urgencia.

 

En los deportes, la radio ha prestado inigualables servicios con las retransmisiones de los eventos más importantes que ocurrían, principalmente los partidos de fútbol ¿Cómo olvidar a Joaquín Prats que cada fin de semana era capaz de poner más matices en su voz de lo que alcanza la mejor retransmisión televisiva de un encuentro deportivo?.

 

Los domingos por la tarde, Carrusel Deportivo era el rey de la jornada y se veía a las familias paseando con el transistor pegado a la oreja para no perderse el estado de la liga…

 

No se puede decir que ningún medio cultural sea mejor que otro…, cada uno tiene sus peculiaridades y es el conjunto de todos ellos el que conforma nuestro capital y medios de saber y entender lo que pasa a nuestro alrededor.

 

Pero la radio tiene ese espíritu romántico que le reconocemos los que ya contamos con cierta edad y hemos vivido su época de mayor esplendor. Sin embargo, en la actualidad hay en las diferentes emisoras, programas extraordinarios de información, magazines, de cine, de música –por supuesto- y una programación nocturna en las principales emisoras de enorme calidad, dirigidas principalmente a todas aquellas personas que realizan trabajos nocturnos, de vigilancia, etc… que se sienten realmente bien acompañados por este medio inigualable.

 

Por segundo año consecutivo y por acuerdo de la UNESCO se celebra hoy el DIA INTERNACIONAL DE LA RADIO.

 

Un reconocimiento justo que no hace más que poner en valor la importancia cultural que en todo el mundo tiene la radiodifusión, como elemento esencial en el desarrollo de todos los pueblos y todos los países del planeta.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Abelardo (martes, 19 febrero 2013 11:04)

    Excelente como siempre, amigo Manuel.
    Un autentico placer leer este magnifico recorrido por la historia de la radio, que me ha hecho recordar tantas cosas.
    Es cierto lo que dices, los que disfrutamos de la radio no somos aficionados, somos amantes de ella.

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.