EL FIN DEL DISCURSO DIALECTICO

José Manuel R. Colmenero

Leyendo un artículo de Mª Antonia Sánchez-Vallejo, titulado "La maldición de Malthus" me produjo un tremendo escalofrío. Relacionaba la crisis de recursos de la humanidad con cierto posicionamiento fascista de muchos políticos tanto nacionales, como mundiales. Se están utilizando unos discursos de "propaganda política", que en otras épocas las hubiéramos reconocido como totalitarias y nazistas.

El principio funciona es muy simple: se basa en el miedo, un miedo atávico, que va impreso en nuestro ADN, es el futuro, la supervivencia de la Humanidad como especie. Y esto se argumenta perfectamente con que los "recursos no son infinitos", habiendo un excesivo crecimiento de población, resolviendo la ecuación con el paradigma que algunos o muchos tienen que morir para que otros puedan sobrevivir. Llegando al paroxismo al afirmar que el "hombre es una plaga para el hombre".

Es tenebroso y demencial, que para aliviar gastos un ministro japones, en un país con una población muy longeva llegara a afirmar que los ancianos "se murieran rápido" para cuadrar los gastos del Estado en atención sanitaria.

Me deja perplejo que nuestros intelectuales, nuestros pensadores, no enarbolen la bandera de la crítica y llamen a la resistencia civil, ante estos planteamientos fastizoides, cuando dan lugar al control de la población, llegando incluso a la eutanasia del por parte de Estado, para una adecuada satisfacción de las necesidades básicas mediante los recursos disponibles, es decir, para el equilibrio entre bocas que alimentar y alimentos. Este mensaje ya fue publicitado por Thomas Malthus, durante la Revolución Industrial, que preveía el empobrecimiento de la población por falta de recursos, e incluso su desaparición, si no se usaban mecanismos de regulación periódicos como guerras o epidemias, definido más tarde como la "bomba malthusiana".

Esto no acaba más que empezar, sino acuérdense de la política del hijo único en China, o las campañas de esterilizaciones forzosas en India a mediados de los setenta, o el Perú de Fujimori.

Es cierto que que la población occidental está envejecida, y es cierto es que todo está en manos de la especie humana; pero también la distribución de los recursos”. Con más de 7.000 millones de habitantes, la Tierra esta a punto de agotarse, pero, la distribución de los recursos es desproporcionada e injusta. Porque es inmoral que con la fortuna de los 100 hombres más ricos del mundo se podría eliminar cuatro veces la pobreza global, Y MIENRAS MUREN 4.000 NIÑOS DIARIOS DE HAMBRE en le Mundo. Es decir, más que un problema de volumen, estamos ante un problema de estructura, porque esta si condiciona, como en algunos países africanos o asiáticos y en este caso el problema con respecto a Europa es el desequilibrio entre grupos de edad”.

La tasa de natalidad en Europa es de 1,35, mientras que en África es 4,5, y esto es debido a que en las sociedades africanas, los hijos son la seguridad social de los mayores y mano de obra barata para cultivar la tierra. Si queremos que baje su natalidad, tenemos que invertir ese tercer mundo; no es lícito que nosotros los occidentales basemos nuestra supervivencia en base a la explotación demográfica-económica; es decir no nos importa que aumenten espectacularmente su población para poder producir en sus países "todo barato" para vender en los nuestros en "todo cien" y

después decir que no hay recursos; porque eso sería haber reproducido de nuevo el "esclavismo".

Es cierto que el envejecimiento pone en riesgo los pilares del Estado de bienestar. Pero

nadie habla del "consumismo", en que un europeo o un americano consumen 150 y 200 veces más recursos, respectivamente, que un africano”. Nadie habla que hay que cambiar el modelo, nadie dice que no podemos seguir produciendo al ritmo actual, nadie habla de la sobre-explotación de los recursos como si fueran infinitos, y que la presión de la población, producirá que no haya más barato que el mercado de trabajo. Si esto sigue así, nuestros nietos trabajarán, si tienen suerte, por un mendrugo de pan.

Y en este escenario apocalíptico, llegarán los agoreros religiosos diciendo lo mismo que cuando apareció el sida: que era una plaga que castigaba a pecadores, sino también un mecanismo de regulación de la población”. Y nos hablan del fin del mundo y de la ira divina, cuando en realidad será debido a la estupidez de los hombres.

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Abelardo Muñoz (jueves, 07 febrero 2013 21:46)

    Realmente se trata de un cambio de modelo, el actual modelo capitalista esta caducó y nos aboga a poco menos que la exterminación.
    Esta en manos de las "mentes pensantes" encontrar una solución... Que no lleguen tarde!!!

LA PRENSA




SERVICIO PUBLICO

TELEFONOS DE INTERES

Ayuntamiento

96 570 01 01

96 570 03 26

Centro de Salud

96 570 01 28

Cruz Roja

96 678 12 22

Telefono del Mayor 

900 10 00 11

Policia Local

96 678 33 86

96 678 16 26

Guardia Civil

96 570 01 28

Bomberos

96 678 22 85

Urgencias

112

Farmacias de guardia en Almoradí


Cita previa Seguridad Social


D.N.I. y Pasaporte

Selecciona tu idioma en el icono siguiente

You can read "Almoradi Socialists" in your language.
 

Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.
Si estas afectad@ por la ley hipotecaria clika en el logo y te informaremos.